jueves, 22 de septiembre de 2011

Mike Patton's Mondo Cane En Buenos Aires | 17/09/2011


Comenzando con la nueva oleada de conciertos en esta segunda parte del año en nuestro país, este sábado pasado no podría haber arrancado mejor. Y es que mi ídolo musical de más de una década se presentaba con un formato atípico en él (si es que este muchacho tiene algo típico) y en un teatro muy ameno. Todos conocerán (no digo recordarán porque aún se están despidiendo) al famoso conjunto estadounidense que ayudó a revolucionar la música Rock-Metal en la década de los '90, aquel grupo que fusionando Metal, Funk, Rock y algo de Hip-Hop marcaron un rumbo para muchos. Ellos son Faith No More, pero ya tendré tiempo para hablar de ellos; hoy nos compete el segundo cantante de esta formación (que obviamente no es lo único que hizo). Mike Patton, ese ya no solo genial cantante, sino compositor y co-director de orquesta que se animó hace unos años, gracias a los cariños de su ex-esposa, a emprender un proyecto en el que interpretaba (junto a cantidad y calidad de músicos) canciones clásicas Pop italianas de las décadas '50 y '60.

La historia comenzó allá por el año 2007 cuando Patton vivía con su encantadora esposa (y también artista) Titi Zuccatosta en Bolgna, Italia. Dice que estuvo escuchando la radio mucho tiempo mientras estuvo allí y le llamaron la atención las canciones que pasaban. Se puso a investigar y descubrió que se trataban de clásicos de la música Pop de ese país. Algo así como si viniera a vivir a Argentina y se vuelva loco con canciones de Palito Ortega, Sandro, Cacho Castaña, etc. La cosa es que se emperró tanto con la idea, que junto al trompetista Roy Paci y varios músicos italianos, decidieron crear el proyecto Mondo Cane, con el nombre de aquella gloriosa película italiana, y comenzaron a brindar shows por toda Europa con gran aceptación de público y crítica. Así llegó el momento en el 2010, de plasmar toda esa genialidad que se vivía en directo en un disco de estudio. Una apuesta jugadísima de un músico que no le tiene miedo a nada.


Con todo ese background detrás, el gran Mike se presentó en nuestro país el sábado 17 (también estuvo el domingo, pero yo no estuve ahí, otros noventeros requerían mi presencia...) en el Teatro Coliseo, un lugar precioso y comodísimo para ver un show de estas características en cualquier sector. Estuvieron junto a él el argentino Ezequiel "Cheche" Alara en la dirección orquestal, Enrico Gabrielli en vientos (remplazando al excelente Paci, la ausencia más sentida), una docena de violinistas de la Filarmónica de Buenos Aires, tres hermosas y aptas coristas y hasta Trevor Dunn en bajo y contrabajo (ese muchacho que lo conoce a Patton desde que tiene 17 años y tocaron juntos en Mr. Bungle y Fantômas).

Mondo Cane - Urlo Negro - 17/09/2011 | Fuente: Youtube

El telón del Teatro Coliseo se levantó, con unos mínimos traspiés, pasadas las 21 hs. Allí se lo vio por primera vez a Mike con su elegante look de traje negro a rayas y pelo engominado hacia atrás, sentado en medio de una orquesta bastante heterodoxa formada por las mencionadas cuerdas, batería, piano de cola, laptop y hasta un theremín. Inmediatamente después de la ovación que se produjo al verlo, comenzaron los primeros acordes de "Il Cielo In Una Stanza", esa adorable canción que popularizó la cantante italiana Mina y que le viene al pelo a Patton, con todo ese juego vocal del cual es capaz. De esa manera comenzaba una velada que para la mayoría de los que estábamos ahí iba a ser única.

No es que las canciones sean cosa de decir "¡Qué bruto, qué buen tema!", pero es que tanto la enorme interpretación del cantante californiano, como del resto del conjunto, ponían la piel de gallina hasta al acomodador del teatro que justo pasaba por ahí. Tanto es así que uno podía dejar de prestar atención al vocalista (si tenías la desfachatez de hacerlo) y disfrutar plenamente con cada mínimo "ruidito" que producía el resto de los instrumentos: un percusionista excelso, un baterista con pinta de oficinista pero que cuando se tenía que poner rudo ni lo dudaba, unas coristas que hasta acompañaban chascando los dedos, un director de orquesta que se colgaba a tocar los teclados; una delicia total, una sensación tal que me llevaba desde la punta del asiento por la expectación, a acurrucarme del miedo. Cosas que solo la música puede provocar, cosas que solo Mike Patton puede provocar.

Mondo Cane - Ti Offro Da Bere - 17/09/2011 | Fuente: Youtube

Siguiendo con la lista de temas vinieron la enérgica "Che Notte!", la apabullante "Ore D'amore", la divertida "20km Al Giorno"... etcétera, etcétera. Lo que me llamó la atención, no en ese momento sino luego cuando lo leí, fue que la lista de temas es idéntica a la que viene haciendo hace tres años, incluso el orden es el mismo. No es una queja, sino algo que me llama la atención. Personalmente las que más me gustaron fueron "Urlo Negro", la mejor del disco de estudio y en la que Patton es más Patton que nunca,  "Di Come Ti Amo" con esa atmósfera palpable que solo en esta versión del californiano se hace evidente, "Storia D'amore" la que más me sorprendió (por un momento pensé que estaba viendo a Faith No More junto a una orquesta), y una mención especial para esa versión colgadísima de "O Venezia" que tanto disfruté. Guardado en un cajón queda el recuerdo de Mike pidiendo un "amargo" a Alara y cambiando la letra del tema "Una Sigaretta" por "Una Matecita", un grande.

Mondo Cane - Storia D'amore - 17/09/2011 | Fuente: Youtube

En resumen:
  • Sonido10 puntos. ¿Qué se puede pedir de uno de los teatros más íntimos de la Ciudad y de una orquesta de 25 personas? En "Il Cielo In Una Stanza" pensé que el contrabajo eléctrico de Dunn iba a demoler el lugar.
  • Duración9 puntos. Hora y media de show, tal vez parezca poco, pero tocó todos los temas del proyecto, y creo que más habría arruinado el efecto mágico.
  • Lista de temas9.50 puntos. No faltó ni sobró nada, estuvo todo. La de la matecita tal vez estuvo de más...
  • Locación: 9 puntos. Hermoso teatro que no conocía. Tal vez quedó un poco chico el escenario, pero la acústica y la visión fueron perfectas, por lo menos desde donde estaba yo.
  • Actitud de la banda9 puntos. Patton estuvo muy animado y se lo notaba contento. Quizás se le podía pedir un poco más de contacto con el público, pero en un show de esta índole creo que está bien así.
  • Actitud del público6 puntos. No me gustaron los gritos desubicados de la gente en cualquier momento de silencio (aunque algunos eran muy originales), y no me gustó que en las partes más potentes el público parecía estático. Hasta el propio cantante en un momento pidió que todos se alzaran de su asiento.
  • Emoción personal10 puntos. Es Mike Patton loco. Y cantando canciones en tano. ¿Cómo querés que esté?
  • Total9 puntosQuesto ragazzo è un Capo! Y se sigue reafirmando cada vez más como mi ídolo musical.
Fotos: RollingStone

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada