jueves, 10 de febrero de 2011

Asian Dub Foundation - Punkara | En Oriente Medio se escucha Hip-Hop


Su nombre es muy explícito: Fundación Asiática de Dub, del mismo podemos inferir que la música que hacen se maneja por el terreno del Dub, Hyper-Dub, Hip-Hop y electrónica en general; también que son políticamente activos, con mucho sentido social y además que pertenecen al continente más poblado del planeta. Si dedujéramos lo anterior solamente con leer su nombre, nos estaríamos acercando mucho a lo que se dedica la banda, pero no abarcaríamos toda la gama de posibilidades musicales que son capaces de brindarnos estos londinenses descendientes de asiáticos.

 El disco que nos compete en esta oportunidad es Punkara, editado en 2008 y último álbum de la banda hasta el momento; el cuál, en mi humilde opinión, es el mejor de todos. La razón de mi veredicto previo se debe sencillamente a lo mayormente aburrido y monótono que me resultaron sus discos anteriores. Obviamente tienen temas que pasan el promedio de calidad tranquilamente, cosa que se manifiesta en su también recomendable disco compilatorio Time Freeze; pero en su mayoría, sus canciones pasadas me parecieron muy regulares. Sin embargo, este Punkara va más allá. Le meten más ritmo, más agresión a sus letras, más instrumentos clásicos de Asia. Cosa que lo convierte en una pequeña joya.

Asian Dub Foundation - Burning Fence - Punkara | Fuente: YouTube

  • La bandaAsian Dub Foundation
  • El discoPunkara (salió en 2008 por Naive Records) 
  • El género: Dub, Breakbeat, Dancehall; es decir, Electrónica alternativa
  • La perla: Mezclan unas buenas bases Dub con algo de Reggae, letras hiphoperas y mucho sonido de Oriente Medio.
  • El dato: Punkara es el último disco editado de la banda. Antes tienen diez discos en su haber, que incluyen un recopilatorio (Time Freeze, 2007), un disco en vivo (Live: Keep Bangin' On The Walls, 2003) y uno de remixes y versiones (Frontline 1993-1997, 2001)
  • Ideal para: Una fiesta asiática al estilo de la boda de Apu.
El grupo se formó en 1993 en Londres, en un taller de tecnología musical para jóvenes descendientes asiáticos. En el mismo se encontraron los, por entonces, raperos Chandrasonic, Dr. Das, Pandit G y Deeder Zaman. Juntos desarrollaron la auto-denominada "Comunidad Rap", en la que se juntaban a escribir letras, ritmos y ensayar para conciertos con fines sociales. 

Una reconocida aceptación por todo el ambiente under londinense les permitió editar su álbum debut, Facts And Fictions en 1995, que además les dio la posibilidad de girar por Europa, Japón y luego Canadá y Estados Unidos. Algo que para un grupo debutante es muy importante; y más para ellos que hacían música para nada comercial (por ese entonces solamente los Beastie Boys, con los que guardan más de una semejanza, eran populares). Y además por toda la cuestión racial de la que ellos no paraban de quejarse.

Asian Dub Foundation - Super Power - Punkara | Fuente: YouTube

Punkara hace más comercial y accesible el sonido de ADF con la finalidad de poder transmitir su mensaje de igualdad a la mayor cantidad de gente posible; a mi me convencieron (por lo menos musicalmente). Temas como "Burning Fence", "Super Power" o el semi-cover de los Sex Pistols "No Fun" son muy buenos como para no engancharte. La voz del cantante Al Rumjen, que comienza su participación con La Fundación en este LP, pega bastante bien. En momentos se asemeja a un rocker ("Ease Up Caesar"), en otros a un cantante indio ("S.O.C.A.", en la que participa además el cantante Eugene Hütz de Gogol Bordello) y hasta llega a convertirse en un reggae-man para cantar "Radar".

Lo que más me llamó la atención en un principio del grupo, y por lo que busqué su discografía, era esa supuesta mezcla entre electrónica y música árabe que comentaban por todos lados. Lo cierto es que en este disco, más que en los anteriores, esa mezcla se produce completamente y brinda unos frutos jugosísimos.

Por todo lo dicho hasta aquí, por ser el mejor disco de la banda hasta el momento (tienen previsto sacar un disco en marzo de este año), por lo extraño de su propuesta musical y porque me hicieron mover la cabeza en más de una vez. El disco se merece un:

8.75

Para los que quieran pegarle una oída al disco, acá tienen la opción. ¡Yo se los recomiendo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada